logo comunidad madrid

logo UE

Reserva de la Biosfera

El 9 de noviembre de 1992, por decisión de la Nueva Directiva del Consejo Internacional del Programa sobre el Hombre y la Biosfera, el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares entró a formar parte integrante de la red internacional de Reservas de la Biosfera, gracias a la armonía lograda entre el desarrollo de las poblaciones locales y la conservación del medio natural. Los principales intereses para su conservación, según los criterios de las Reservas de la Biosfera, son la presencia de especies amenazadas, la proximidad a un gran núcleo urbano, la existencia de agrosistemas tradicionales y de paisajes singulares representativos. El 15 de febrero de 1993, se hizo entrega del diploma acreditativo.

Esta Reserva, denominada Cuenca Alta del Río Manzanares, tiene una superficie de 46.778 Ha, coincidiendo sus límites con los del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares antes de la ampliación de éste en 2003. El mosaico de usos de la Reserva está definido según la zonificación establecida en el Parque Regional. Así:

  • Las Zonas Núcleo (40% de la superficie), corresponden con las zonas de Reserva Natural (zonas A) del Parque. En ellas, el fin principal es la conservación y el mantenimiento del equilibrio natural de la zona por contener manifestaciones vegetales, faunísticas, geomorfológicas, hidrogeológicas y paisajísticas de consideración, incluyendo ecosistemas escasamente modificados. Por ello, sólo están permitidas las actividades que permitan alcanzar dicho objetivo.
  • Las Zonas Tampón (60% de la superficie), corresponden con el resto de zonificación del Parque Regional (zonas B, T y P). En ellas, los usos dominantes son los productivos tradicionales, como la ganadería extensiva, las actividades educativas y culturales, la caza y pesca, y en general los usos conservadores y regeneradores de suelo.
  • Esta Reserva no presenta Zonas de Transición.

El cambio de usos de la Reserva se ha dirigido hacia el crecimiento del sector terciario, que domina en la economía local. Esto es debido principalmente, al aumento del turismo por el atractivo de la zona y de las segundas y primeras residencias, al situarse próximo a Madrid.

El órgano de gobierno y administración de la Reserva está compartido con el del Parque, así cuenta con la misma sede y dirección.

En la última revisión del Plan Rector de Uso y Gestión del Parque se incorporaron los criterios de gestión de las Reservas de la Biosfera. Según éstos, se definieron seis aspectos fundamentales sobre los cuales se deben centrar las iniciativas de gestión durante el período de aplicación del citado Plan Rector de Uso y Gestión. Estos son:

1. Conservación de la diversidad biológica.

2. Conservación de los sistemas tradicionales de uso.

3. Gestión de las actividades recreativas.

4. Investigación y vigilancia permanente.

5. Educación y formación.

6. Cooperación.

 

Programa MaB, Hombre y Biosfera