logo comunidad madrid

logo UE

Fauna

El Parque presenta una notable variedad de faunística ligada a los distintos ecosistemas. Así, se han citado 286 especies de vertebrados, lo que supone el 45 % de las presentes en la Península Ibérica (excluidos los peces). Además, se han observado 61 de las 91 especies de vertebrados incluidos en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna de la Comunidad de Madrid, es decir casi el 70%.

Entre los anfibios destaca la presencia de la rana patilarga (Rana iberica), endemismo ibérico que habita en los arroyos y regatos de aguas limpias de la sierra, compartiendo hábitat con la salamandra común (Salamandra salamandra) y el sapo partero común, cuyo nombre se debe a una peculiaridad reproductiva, los machos transportan los huevos fecundados enredados en sus patas, hasta el momento de su eclosión. En zonas de menor altitud la diversidad de anfibios aumenta y aparecen especies como el tritón pigmeo (Triturus pygmaeus), la ranita de San Antonio (Hyla arborea), la rana común (Pelophylax perezi) o el sapo partero ibérico (Alytes cisternasii), otra especie endémica de la Península.

En cuanto a los reptiles que viven en el Parque Regional, hay que hacer mención especial al galápago europeo (Emys orbicularis), pues está incluido en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna de la Comunidad de Madrid como En Peligro de Extinción. Además de éste, otros tres reptiles presentes en dicho catálogo habitan en el Parque, el galápago leproso (Mauremys leprosa), la lagartija carpetana (Iberolacerta cyreni) y la culebra de herradura (Hemorrhois hippocrepis).

No obstante, el grupo de vertebrados más destacado del Parque Regional, tanto en número como en variedad de especies, es el de las aves. La diversidad de ecosistemas del Parque permite la existencia de distintas comunidades orníticas de interés. Así, el entorno de la sierra alberga una rica comunidad de aves rupícolas. En este medio, además de otras rapaces amenazadas como el buitre leonado (Gyps fulvus), el águila real (Aquila chrysaetos), el halcón peregrino (Falco peregrinus) o el búho real (Bubo bubo), aparecen especies como el roquero solitario (Monticola solitarius), el avión roquero (Ptyonoprogne rupestris), el acentor alpino (Prunella collaris) e incluso se han dado algunas citas invernales de treparriscos (Tichodroma muraria). La avifauna ligada a medios acuáticos también tiene una notable relevancia en el Parque, gracias al embalse de Santillana. En él, se encuentran numerosas especies de aves acuáticas, algunas en grandes concentraciones, especialmente durante la invernada y los pasos migratorios. Así, en el invierno son miles las gaviotas reidoras (Larus ridibundus) y gaviotas sombrías (L. fuscus) que descansan en el embalse, junto con cientos de anátidas y fochas. Además, la lista de especies observadas en el mismo es muy extensa, citándose, con cierta frecuencia, aves poco habituales en la Comunidad de Madrid. Otro grupo de aves reseñable es el ligado a medios forestales. Destaca la gran variedad de aves rapaces que nidifican en las distintas formaciones boscosas de Parque, el aguililla calzada (Hieraaetus pennatus), el abejero europeo (Pernis apivorus), la culebrera europea (Circaetus gallicus), entre otras, encuentran en ellos un lugar idóneo para su reproducción y entre ellas destaca la emblemática águila imperial ibérica (Aquila adalberti).

En lo referente a los mamíferos, el Parque presenta un buen número de especies, pero su carácter esquivo y, en muchos casos, nocturno, dificulta su observación. Entre los herbívoros, un pequeño cérvido en expansión en la Comunidad de Madrid como es el corzo (Capreolus capreolus), alcanza en los rebollares y melojares serranos sus mayores densidades, mientras que la cabra montés (Capra pyrenaica), especie reintroducida en el Parque en la década de los 90, que no tardó mucho en adaptarse a los roquedos de la Pedriza, gozando actualmente de una importante población. Ligados a formaciones de encinar, destaca la presencia del ciervo (Cervus elaphe) y el gamo (Dama dama). Mientras, el zorro (Vulpes vulpes), la garduña (Martes foina), el tejón (Meles meles), la gineta (Genetta genetta), el gato montés (Felis sylvestris), entre otros, forma la interesante comunidad de carnívoros del Parque. Además, existe una importante variedad de micromamíferos, entre la que destacan los murciélagos, con varias especies incluidas en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna de la Comunidad de Madrid, como el murciélago grande de herradura (Rhinolophus ferrumequinum), el murciélago orejudo gris (Plecotus austriacus) o el murciélago orejudo dorado (Plecotus auritus).

Por último, comentar que el Parque tiene una gran diversidad de invertebrados, habiéndose constatado la presencia de especies protegidas tan representativas como Lucanus cervus, Actias isabelae, Parnassius apollo y Saturnia pyri.