logo comunidad madrid

logo UE

Del tranco a la pradera del Yelmo

Inicio de la senda: El Tranco

Finalización: Pradera de El Yelmo

Señalización: Marcas blancas y amarillas, hasta la Pradera de El Yelmo.

Longityud: 7 Km, ida y vuelta

Duración aproximada:

  • 2 h. (Subida)
  • 1 h. (Bajada)

Esta ruta, trazada sobre un sendero de pequeño recorrido (PR), asciende desde El Tranco hasta la pradera de El Yelmo, siguiendo la senda de Las Carboneras. Desde aquí se puede observar una de las formaciones más espectaculares de La Pedriza anterior, el gran domo granítico de la peña de El Yelmo. El camino de vuelta desciende por la misma senda hasta la Gran Cañada y desde este punto hay dos opciones, volver por el mismo camino de subida o bien por la senda del Barranco de los Huertos hasta Canto Cochino.

A lo largo del recorrido llaman la atención diversas formas geológicas de interés. En la zona de las Placas del Tranco hay formaciones de anillos de piedra y en la Gran Cañada, pilancones. Ambas formas son el resultado de la acción de los agentes meteóricos sobre la roca. Pasado el Collado de la Encina hay un dique de cuarzo que cruza el camino de subida hacia el Yelmo. En el ascenso, el camino atraviesa dos zonas llanas que indican la existencia de dos fallas que dan al relieve forma de nava con pradera en el fondo. Se trata de la Gran Cañada y la Pradera de El Yelmo.

La ruta discurre entre el roquedo, por lo que la vegetación prácticamente se reduce a arbustos, predominando las jaras, y a algunos árboles dispersos como encinas, enebros y robles.

Descripción de la Ruta: El itinerario parte de Casa Julián, merendero situado a mano derecha al llegar al Tranco. La senda comienza subiendo las escaleras de piedra que hay junto al edificio y está señalizada con marcas blancas y amarillas. Siguiendo las marcas, aproximadamente 800 metros más adelante, se llega al punto conocido como las Placas del Tranco en el que se puede ver la Garganta de la Camorza. Continuando el ascenso, el camino se adentra en una zona de abundante vegetación donde predomina la jara pringosa. Un poco más arriba se llega al mirador del Tranco, desde el cual, mirando hacia el sur se pueden distinguir: Manzanares el Real, el embalse de Santillana y, en días claros, la ciudad de Madrid. Al alzar la vista es probable ver la silueta de los buitres leonados sobrevolando los riscos de La Pedriza.

Se sigue por el sendero y hacia la mitad de la subida, dejando a la derecha una torrentera, se llega a la Gran Cañada. Esta pradera alargada en dirección oeste - este tiene más de un kilómetro de longitud. El sendero atraviesa dicha pradera y continúa siempre hacia arriba hasta llegar al Collado de la Encina que debe su nombre al solitario árbol que se halla en medio del camino.

Al seguir ascendiendo llega un punto donde al fin se deja ver la cara sur de la peña de El Yelmo hasta ahora oculta. El camino de vuelta coincide con el de subida hasta la Gran Cañada, en este punto un sendero a la derecha baja a Canto Cochino por el Barranco de los Huertos. Luego, desde Canto Cochino se regresa al Tranco por el sendero que discurre por la Garganta de La Camorza. También, existe la posibilidad de continuar el sendero con las marcas blancas y amarillas descendiendo al Collado de la Dehesilla desde donde se seguirá el camino de la izquierda.