logo comunidad madrid

logo UE

Senda del Cancho de los Muertos

Duración: 2.30 h.

Características: Esta senda tiene un itinerario circular que discurre por los bosques de coníferas de la Pedriza Posterior, y permite al excursionista contemplar impresionantes panorámicas, tanto de la Pedriza como de su entorno, durante su utilización. Este recorrido es apto para cualquier persona con un mínimo de preparación física.

Descripción: El itinerario comienza en el entorno del aparcamiento de Canto Cochino, a unos 1000 m. Tras cruzar el puente sobre el río Manzanares, desde el que se puede observar la variación que introduce éste en la vegetación de la zona, pues en sus riberas se desarrollan sauces, fresnos e incluso algún avellano, se toma el camino de la izquierda, dejando a la derecha la Escuela Taller. Poco después, se continúa por la senda que asciende hacia la izquierda, señalizada con flechas verdes y con las marcas blancas y amarillas del PR-M 1, éstas últimas únicamente hasta el collado Cabrón. El sendero discurre entre pinares procedentes de repoblaciones, en los que se pueden observar distintas especies de pinos: laricio, resinero y silvestre, entremezclados con cipreses de Arizona. En el sotobosque aparecen jaras pringosas, torviscos, zarzas y en zonas más abiertas, cantuesos y tomillos. Tras recorrer 1 Km. aproximadamente se abre un claro en el bosque que permite al caminante disfrutar de una espléndida panorámica de la sierra de los Porrones y de la Cuerda Larga.

Continuando la senda, a unos 500 metros, tras una pequeña ascensión, la vista es aún mejor, pues además de los parajes citados anteriormente, permite una espectacular vista de la Solana de la Garganta y de los riscos del Pajarito, el Galisol o de la Vela. Retomando el camino, la senda se adentra de nuevo en el pinar y asciende decididamente. Según se gana altura, la jara estepa, de hoja más ancha y con menos ládano que la jara pringosa, comienza a ser más frecuente, en detrimento de esta última. Enebros de la miera y pequeñas encinas, aparecen salpicados en el pinar. Finalmente, se alcanza el collado Cabrón (1303 m). Este punto es encrucijada de caminos y parada obligatoria para muchos montañeros antes de continuar la marcha. Para llegar al Cancho de los Muertos, se ha de seguir un camino que parte en dirección S, a la derecha del camino por el que hemos llegado al collado. Tras caminar por él unos 300 m, saldremos del pinar y podremos contemplar el roquedo que conforma el Cancho de los Muertos. El origen de este nombre tan funesto data de la época en la que los bandoleros campaban a sus anchas por la Pedriza y utilizaban este lugar como guarida. Su nombre nos recuerda sucesos acaecidos en estas rocas. Tras contemplar este formidable roquedo, podremos disfrutar de las espléndidas vistas que ofrece este lugar: la umbría del Calderón, el refugio Giner de los Ríos, el Tolmo, el collado de la Dehesilla, el risco del Pájaro, las Torres... Luego, hay que retornar al collado Cabrón. Una vez en éste, se debe tomar el camino que desciende hacia el Este, señalizado con fechas verdes. El sendero nos conduce a la conocida "Autopista" de La Pedriza, junto al arroyo de la Majadilla, camino señalizado con marcas rojas y blancas, pues es un tramo del GR-10, y con flechas amarillas. Esta senda desciende hasta Canto Cochino, paralela al cauce del arroyo, a través del pinar.

Puedes encontrar más información y descargar el folleto en la web de Sendas de Madrid. También puedes descargar el folleto desde aquí: