logo comunidad madrid

logo UE

Rincones por descubrir

El Parque dispone de dos centros de Educación Ambiental, uno situado en la entrada de La Pedriza en Manzanares el Real, denominado Manzanares, y otro en Las Dehesas de Cercedilla, conocido como Valle de la Fuenfría. En ellos se desarrollan programas dirigidos a población local de su entorno, sistema educativo y visitantes. El CEA Manzanares dispone en su edificio principal de una amplia sala donde se ubica la exposición permanente con paneles expositivos, vitrinas, maqueta y audiovisual sobre las características más destacadas del Parque. En una edificación menor se albergan exposiciones temporales. El espacio exterior está ajardinado con especies autóctonas y existen diversas áreas temáticas. El Centro está adaptado para personas con disfunción motriz o visual. Las principales actividades que se desarrollan son sendas guiadas y autoguiadas, visitas temáticas, aula viajera y talleres. Las visitas de grupos necesitan reserva previa. Los principales recursos de este centro son: Aula, Audiovisual, Exposición permanente, Exposiciones temporales, Maqueta (adaptado para minusválidos), acuario, arboreto (adaptado para minusválidos), aula exterior, bosque para el futuro, charca-observatorio, jardines de aromáticas, rocas y ecológico (adaptado para minusválidos), pequeña Pedriza y vivero educativo. Respecto al CEA Valle de la Fuenfría dispone de un edificio con punto de información al público, biblioteca, sala de exposiciones y jardín. Las principales actividades que se realizan son: Sendas guiadas y autoguiadas, paseos temáticos, cursos y el tren de la Naturaleza.

El Parque posee un elevado potencial para la realización de actividades al aire libre. La legislación de este espacio protegido permite la práctica de aquellas cuyo desarrollo no influya negativamente en el entorno donde se realizan. Una de las más arraigadas es el senderismo, actividad que se efectúa por todo el territorio del Parque, aunque su práctica es más habitual en el entorno de la sierra, y en especial por el valle de la Fuenfría. Esta actividad es la más aconsejable para disfrutar del Parque en todo su esplendor, pues la red de caminos y sendas existentes permite al visitante llegar desde los lugares más emblemáticos hasta los parajes más recónditos. Algunas de estas rutas acceden a puntos de especial interés como son los miradores naturales donde se han instalado paneles interpretativos que permiten conocer la toponimia de la zona. Entre ellos destacan los situados en el collado de Quebrantaherraduras (Manzanares el Real), en el mirador de Las Canchas y del antiguo Sanatorio (Navacerrada) o los dedicados a Luis Rosales y Vicente Alexandre (Cercedilla). Además, dentro del Parque existen algunas rutas señalizadas con carteles indicativos en el punto de inicio, que facilitan la interpretación del paisaje por el que se va a transitar.

La práctica de cicloturismo, especialmente en bicicleta de montaña, también tiene una notable importancia en el Parque. Esta práctica permite la realización de rutas más largas.

Otra actividad que está ampliamente extenida es la escalada. La infinidad de roquedos que ofrece este paraje ha sdido siempre un punto de referencia para los escaladores. Hay que mencionar que el desarrollo de este deporte esta permitido por la legislación del Parque, pero con algunos condicionantes como las prohibiciones de escalar durante los meses de enero a julio, de utilizar magnesio y de abrir nuevas vías. Los visitantes que simplemente quieran disfrutar de un agradable día en el campo, sin realizar ningún tipo de actividad física, tienen a su disposición un buen número de áreas recreativas distribuidas por el Parque, acondicionadas para su uso. El entorno de la sierra presenta cuatro de estas áreas: Las Dehesas (Cercedilla), La Barranca (Navacerrada), Canto Cochino-La Pedriza (Manzanares el Real) y la Fuente del Cura (Miraflores de la Sierra). En el piedemonte, junto a cursos de agua, se hallan las áreas de La Chopera de Samburiel (Manzanares el Real) y del Arroyo Mediano (Soto del Real). Al pie de la sierra de Hoyo hay dos áreas recreativas que permite disfrutar de este bonito paisaje, La Cabilda y El Berzalejo (ambos en Hoyo de Manzanares). La Dehesa Boyal de San Sebastián de los Reyes también presenta un lugar habilitado para el disfrute de este encinar.

Para pernoctar en el Parque existe la posibilidad de utilizar uno de los dos campings que hay dentro del mismo, como son el camping La Fresneda (Soto del Real) y El Ortigal (Manzanares el Real). Hay que recordar que la acampada libre no está permitida en la Comunidad de Madrid. Además, los municipios del entorno del Parque disponen de una variada oferta de alojamientos y restauración (casas rurales, hoteles, etc.)

Por último, mencionar que en Soto del Real, el Parque dispone de un Centro de Gestión, donde trabaja personal técnico y administrativo en apoyo a la Dirección de este espacio protegido. Desde esta oficina también se presta atención al público, principalmente dirigida a la población local, facilitando determinados trámites con la Administración (tramitación de licencias de caza y pesca de la Comunidad de Madrid; solicitudes de aprovechamiento en fincas particulares, solicitudes de autorización de actuaciones en el Parque, etc.). Además, se facilita información sobre la legislación y zonificación del Parque.

LaBarranca